‘Vivir del aire’ de Olatz Rodríguez: El libro que describe la realidad de la anorexia en el mundo deportivo

trastornos alimentarios en el deporte

Vivir del aire de Olatz Rodríguez, relata el testimonio arrollador de una gimnasta de élite al enfrentarse ante los problemas que conlleva los trastornos alimenticios. Olatz asegura que, a pesar de que el libro lleva su nombre y narra su historia, también es la historia de muchos deportistas con anorexia. 

Olatz Rodríguez era gimnasta española y una de las mejores promesas de la gimnasia rítmica en España, hasta su retiró de las competencias en 2020. Con tan solo 17 años, sufrió de trastornos alimentarios en el deporte, siendo hospitalizada por una anorexia nerviosa restrictiva; actualmente su caso sigue siendo tratado.

Cuando Olatz comenzó con su trayectoria en la gimnasia, todo era diversión y no le importaba la clasificación, pero estos pensamientos fueron cambiando. “Fui consciente cuando me di cuenta de que a pesar de que me apeteciese comer cierto alimento, no me atrevía a hacerlo por el miedo que me causaba».

«Fue en ese momento cuando empecé a pensar que algo no estaba bien, porque me sentía bastante controlada por la alimentación”, explica la gimnasta española. “En mi caso, la culpa que siento al ingerir alimentos ha ido desapareciendo enfrentándome a la misma, tras sentir la culpa…».

«Entonces poquito a poco te das cuenta de que realmente no ocurre nada, esa culpa va desapareciendo, pero cuesta bastante enfrentarte a ese sentimiento». Para Olatz «la anorexia es una adicción porque acudes a ello, ya no por referencia al físico, sino porque no eres capaz de gestionar tus emociones”.

Gimnasia y anorexia

En algunos deportes se exige a los atletas tener un peso corporal bajo, esto conlleva a que exista un número elevado de deportistas con anorexia. En el caso de la gimnasia, tener un peso bajo es factor beneficioso para desarrollar los movimientos y tener un mejor rendimiento en la competencia.

En los deportes de estética, como la gimnasia rítmica y patinaje, la delgadez y buena presencia son factores importantes para conseguir la victoria. Por otro lado, la danza a pesar de no ser considerada como un deporte, también es una actividad de riesgo por la anorexia.

Estos trastornos alimentarios en el deporte son frecuentes en mujeres, presentando una baja autoestima, irregularidades del ciclo menstrual, ineficiencia, perfeccionismo y pérdida de control. También se percibe una imagen corporal distorsionada, dónde el “exceso de peso” insta a manipular el consumo de comidas e implementar métodos inadecuados para adelgazar.

Factores de riesgo para el desarrollo de trastornos alimentarios en el deporte

Entre algunos factores de riesgo que presentan los deportistas con anorexia son los siguientes: 

  • Incrementos del volumen de entrenamiento.
  • Rasgos de la personalidad que llevan a preocupación excesiva por la imagen corporal. 
  • Lesiones y traumatismos. 
  • Hacer dieta a temprana edad. 
  • Perfeccionismo y compulsividad 
  •  Reducción de la densidad mineral ósea y osteoporosis.
  •  Problemas cardiovasculares. 
  • Pérdidas de potencia muscular y resistencia.

El riesgo de que se presenten trastornos alimentarios en el deporte se debe a la falta de supervisión de dietas por parte de los entrenadores. De hecho, se ha evidenciado que una falta de orientación alimenticia conlleva a los atletas a usar métodos inadecuados  para perder peso. 

Consecuencias sobre la salud en deportistas que sufrieron trastornos alimenticios.

  • En mujeres, se presenta alteraciones en el ciclo menstrual (oligomenorrea con 35 a 90 días entre menstruaciones) o cesa la menstruación (desaparición al menos 3 meses consecutivos).
  • Perdida de calcio, bajo aporte de proteínas y lípidos. 
  • Reducción de la formación del hueso en paralelo.
  • Alteraciones en los niveles de insulina.
  • Desaparición del efecto protector de los estrógenos sobre el hueso.

Tratamiento y prevención

Los deportistas deben recibir información alimenticia durante su proceso de competición, para aclarar mitos y errores sobre la pérdida de peso y el peso ideal. Es aconsejable que un especialista en nutrición supervise las dietas de los deportistas y de consejos profesionales de prácticas deportivas y alimenticias para evitar trastornos alimenticios.

Es necesario aconsejar a los deportistas sobre los requerimientos nutricionales adecuados en cada edad, incluyendo el consumo de calcio y vitamina D. También es importante mantener una buena salud ósea para evitar riesgos de osteoporosis, perdida en la densidad mineral ósea y aparición de lesiones.

Una vez identificado el trastorno alimenticio, se inicia la terapia y tratamiento específico junto con la participación de nutricionistas, médicos, psicólogos, entrenadores y familiares del deportista. Los educadores físicos deben reconocer los síntomas físicos y psicológicos de los desórdenes alimenticios que presente cualquier deportista orientado ante cualquier problema de peso.

Mejor manera de salir adelante

En lugar de establecer un peso corporal y porcentaje de grasa corporal para un mejor rendimiento del deportista, es mejor fomentar conductas alimentarias saludables. Lo mismo para sus regímenes de entrenamiento.

Es importante que los deportistas tengan un seguimiento sobre sus actividades deportivas que incluya evaluación psicológica y nutricional, modificando algunas características del entrenamiento. Un aspecto a considerar es promover cambios en las regulaciones deportivas para evitar algunas lesiones, porcentajes de grasa reducido e imponer una categoría mínima de peso para competir.

Como lo menciona la gimnasta española en su libro, el entorno también afecta. “Es muy complejo definir una causa, pero hubo múltiples factores que contribuyeron en mayor o menor medida”. 

Además, Olatz añadió que “La exigencia de la élite y la presión por ser la mejor pasa factura a los atletas de todas las disciplinas”.

Recomendaciones para los jóvenes atletas

A corto plazo, la pérdida de peso resulta positiva para un mejor rendimiento en la actividad deportiva. Pero, a largo plazo, los trastornos alimentarios en el deporte terminan siendo destructivo, lo que hace que muchos deportistas entrenen en exceso.

Se recomienda que los atletas lleven un diario de sus entrenamientos, así podrá establecer un patrón regular alimenticio y registrar sus experiencias con cada comida que consume. Con ello, se identifican ciertas emociones, conductas y situaciones reconociendo el origen de ciertas conductas psicológicas para identificar el origen de estos trastornos.

Cuando se ejecutan programas de intervención donde destaca la importancia de la educación nutricional y prevención de trastornos alimenticios, se han observado pocos casos de deportistas con anorexia

Así como también se ha evidenciado mejoras sobre los conocimientos alimenticios evitando conductas inadecuadas en el rendimiento deportivo. Esta y otras cosas podremos encontrarlas muy detalladas en el libro Vivir del aire, de Olatz Rodríguez, que aconsejamos a cualquiera leer.