Terramación: Una alternativa «eco» al entierro y la cremación

Terramación

La terramación es el compostaje de cuerpos humanos después de haber fallecido, siendo una alternativa ecológica  para ser “vida en la muerte”. El compostaje de restos humanos no es una práctica funeraria que se ejecute en muchos países, aunque a largo plazo puede llegar a convertirse en una alternativa.

La finalidad del compostaje humano funerarioes encontrar alternativas más ambientales a las formas tradicionales con las que se procesan los restos humanos tras el deceso. Se trata en convertirlos en material útil y sencillamente aplicable para el abono de bosques, parques y jardines, contribuyendo con el medio ambiente.

¿En qué consiste el compostaje de restos humanos?

Esta técnica consiste en llevar a cabo un proceso natural en el que el cuerpo fallecido es devuelto a un nivel elemental. Durante el proceso, los huesos se retiran y se muelen en pedazos finos, y luego se colocan en el recipiente para terminar el compostaje.

Durante este proceso, el cuerpo del fallecido se coloca en un contenedor o en una urna grande hermética llena de restos vegetales, alfafa y serrín. Luego se procede a bombear oxígeno en el recipiente para estimular y acelerar la acción microbiana para poder realizar el compostaje de restos humanos.

Según las explicaciones difundidas por la empresa que llevó a cabo esta actividad, el cuerpo permanece en el recipiente de compostaje durante 30 días. Después, se transfiere a un contenedor más grande durante otros 30 días, hasta que finalmente se hace entrega de los restos a los familiares del fallecido.

Contenedor de compostaje

Los familiares del fallecido podrán esparcir los restos en la zona natural que deseen para usar el cuerpo humano de abono y ayudar al medio ambiente. En la primera parte del ritual, los familiares depositan flores y recuerdos en el contenedor, para luego cerrar herméticamente el cuerpo del fallecido junto al material vegetal.

Una alternativa ante los eventos funerarios

La cremación y el entierro, son eventos funerarios que resultan ambientalmente impugnables y nocivos; ya que solo una cremación usa generalmente 30 galones de combustible. También emite 540 libras de dióxido de carbono en la atmosfera, y las cenizas de una persona no son útiles para la tierra y ambiente.

Por otro lado, el entierro convencional ocupa una gran cantidad de espacio en el ambiente, y normalmente usa liquido de embalsamiento con formaldehido, un carcinógeno común. 

Por ello, la terramación es una mejor alternativa ecológica, porque no se agregan enzimas ni otros productos químicos durante el proceso de compostaje de restos humanos. La cantidad de material orgánico agregado a los recipientes para realizar el proceso de compostaje es aproximadamente el triple del peso corporal de los restos humanos.

cuerpo humano que se convierte en abono

El compostaje humano es una función muy activa, porque hay miles de millones de microbios vivos en nuestro tracto digestivo y en nuestro cuerpo. Cuando el cuerpo humano fallece, la vida de esos microbios sigue presente, usando este proceso para convertir el cuerpo en una sustancia muy beneficiosa.

Estos restos del cuerpo humano que se convierte en abono, no se puede usar con fines comerciales porque está prohibida su venta para cultivar alimentos. Solo tienen autorización de compostar los cuerpos humanos las funerarias y crematorios.

El contenedor incluye sensores que rastrean la humedad, la temperatura y flujo del aire, sincronizado junto con un computador para optimizar el proceso de descomposición. También contiene dos grandes ruedas a los extremos para desplazarla, lo que proporciona el oxígeno y absorción necesaria para que el cuerpo humano se convierta en abono.

El contenedor debe alcanzar los 55 grados Celsius (131º Fahrenheit) durante 72 horas continuas para matar cualquier bacteria. La temperatura elevada se produce de manera natural durante la descomposición del cuerpo.

Compostaje humano, una alternativa beneficiosa para el medio ambiente

Al usar materiales naturales y frescos de plantas adicionales al cuerpo humano, produce altas temperaturas para un proceso más rápido de descomposición. El material obtenido consta de una reserva de carbón que puede durar muchos años sin descomponerse, esto mejora la fortaleza de los suelo y crecimiento de plantas.

Este tipo de compostaje, es una práctica promovida en el campo de la agricultura y de la salud, para la práctica del ganado muerto. Principalmente, se comenzó compostando materiales del ganado y luego se procedió para los restos humanos.

Es efectivo aunque ha costado trabajo y lleva algunos ajustes para que este proceso sea permitido para humanos.

El contenedor resulta ambientalmente amigable, porque está elaborada de materiales impermeable, cubierta de madera y paja. Mide 2 metros de largo, 1 metro de ancho y 1 metro de profundidad.

Aún no puede ser completamente evaluado con el impacto ambiental que pueda tener hasta que se convierta en un proceso comercial. Debido a que no estará completamente libre de emisión de carbono, aún sigue siendo necesario construir, calentar y dotar de electricidad plantas de compostaje.

Sin embargo, la terramación, a comparación del entierro y cremación, será un impacto beneficioso para el medio ambiente.