Declarar criptomonedas en España este 2022. Dificultades y soluciones

Declarar criptomonedas en 2022 parece algo raro. Entre las ventajas que siempre se han establecido de los criptoactivos es que se encuentran en la red, por lo que es bastante difícil declararlos. 

Leyes arreglan forma de controlar criptotransacciones

Sin embargo, cada día se hace más común hablar de ellas en la vida diaria. Aunque ha habido mucha renuencia por parte quienes controlan la economía tradicional, las criptomonedas se han vuelto una realidad.

Por esto es que, los legisladores españoles, así como muchos otros legisladores de varios países, han adoptado medidas. Ya existen  reglas sobre la declaración de criptomonedas y criptoactivos. 

Pero, quienes poseen criptomonedas se ven ante un obstáculo, la ambigüedad de la ley y la naturaleza de estos activos. Por ello, hay que hacer énfasis en cuales son los pros y los contras, y cuál es el alcance de la ley respecto a ellos. 

Declarar criptomonedas con Binance y cómo funciona

La ley española define como parte del patrimonio a cualquier activo cuyo soporte sea netamente digital. En ese sentido, una unidad de criptomoneda no se diferencia mucho de un euro en una cuenta bancaria digital.

De tal manera, se han establecido impuestos sobre criptomonedas en España este 2022. Porcentajes correspondientes a las prácticas conocidas como Trading.

España ha sido uno de los pioneros en adoptar criptomonedas como medio de pago, desde 2015. 

¿A partir de cuanto hay que declarar criptomonedas?

El sistema tributario ha establecido impuestos a criptomonedas en España que para este 2022, siguen una escala específica. Lo primero a tener en cuenta es que no hay obligación de declarar si se está bajo el rango de los 1000 euros en criptomonedas.

Valor mayor a los 1000 euros en criptos debe declararse

Se toman en cuenta cuatro indicadores para realizar el cálculo del impuesto sobre la renta de los ingresos en criptomonedas:

  1. Ganancias y pérdidas por transmisión: este indicador incluye las transacciones y actividades normales de trading. Compra y venta de criptomonedas y, por supuesto, toma en cuenta los feeds que se cobran en las transmisiones.
  2. Rendimiento capital: este indicador se refiere al Holding, lo devengado de almacenar criptomonedas en wallets como Binance, que genera aumento de valor. 
  3. Ganancias y pérdidas sin transmisión: se trata de premios como airdrops y derivación de sistema de referidos. Toda criptomoneda que este en nuestra wallet que no provenga de transacciones.
  4. Actividad económica: esto se refiere a minería y realizar trading, no para uno mismo sino para terceros.

Los ingresos movilizados de acuerdo a los dos primeros indicadores se declaran con base imponible, de los 0 a 6 mil euros sobre el 19%. De 6 mil a 50 mil euros se calcula al 21% y de 50 mil a 199 mil euros el 23%.

Desde el presente año, desde los 200 mil euros se calcula en base a 26% de impuestos. Por su parte, los último dos indicadores producen en una escala no específica del 18% al 47%.

Las criptomonedas también están sujetas a impuestos sobre el patrimonio, al considerarlas tal. 

Modelo 720. Impuestos a criptomonedas en España este 2022

Este año trae varias novedades tributarias para quienes poseen criptoactivos. La primera es la presentación del modelo 720. Aquí una persona se obliga a declarar las criptomonedas que tenga en walletsinternacionales.

La llamada declaración Informativa sobre Bienes y Derechos en el extranjero, implica, de no cumplirse, una multa de 5 mil euros por unidad de criptomoneda.

Modelo D-6

Este impuesto aumentó el rango. Quienes tienen más de 10% de participación en empresas cotizadas en el extranjero son los únicos obligados a declarar para esos casos. 

Ambigüedad sobre la declaración ¿Aplica para todo?

Ya tratado el tema de las multas y escalas de impuestos hay que mencionar un dilema de forma. Y es que hay muchas más actividades de criptoactivos que no están reguladas por la ley.

Es cierto que en alguna etapa del proceso realizarás algunas de esas actividades, pero hay forma de no ejecutarlas a largo plazo. Por ejemplo, si obtienes criptos de forma pasiva jugando un NFT, en teoría no es minado, porque no usas ni máquinas ni servicios de nubes.

Por otro lado, los NFT son tratados como un producto a parte de las criptomonedas, con muchas más exenciones.

Otro punto importante es que en términos generales, las criptomonedas no se alojan ni hay forma de supervisión. Las cadenas de bloques se alojan de forma tal que se pueden usar servidores externos sin contacto o rastreo hacia España. 

Solución al gran pago de impuestos

Ante las ambigüedades al declarar criptoactivos y los grandes impuestos sobre estos. La solución es utilizar esa misma ambigüedad y es muy posible que muchas empresas y personas hagan lo mismo.

Los porcentajes no aplican a todas las criptoactividades

Una solución al cargo sobre empresas es mantener la posesión de criptoactivos bajo el 10% de lo que posee toda la empresa. En este sentido, estas empresas podrían pasar a describir sus criptomonedas como un token de no utilidad, sino simplemente una unidad sin aumento.

Otra solución es cambiar los tokens a activos no controlados expresamente por la ley. Convertirlos en consumibles en pools de juegos NFT y plataformas.

A tener en cuenta que, la compra de criptomonedas no genera impuestos. Lo hace la venta, así que actividades como holding para traspaso posterior a pools de staking no genera impuestos.

Preguntas Frecuentes

¿Cuándo hay que declarar a hacienda las criptomonedas?

Se debe declarar criptomonedas este 2022 luego de sobrepasar los 1000 euros en valores correspondientes. Esto no implica que generen impuestos si no se encuentran dentro de los indicadores.

Sobre los criptoactivos en el extranjero se recomienda declararlos cuando pasan los 50 mil euros.

¿Debo declarar si solo tengo criptomoneda y no la muevo aunque suba su valor?

No, si posees una criptomoneda y esta no es usada para hacer ningún tipo de transacción y no produce una ganancia perceptible, entonces no tienes que declararla. 

Por ejemplo, si tienes un bitcoin que adquiriste en 2010, siempre y cuando no hagas transacciones con el mismo, no tienes que declararlo. De hecho, si compras algo físico con él, debes declarar el valor del objeto no de la criptomoneda.

¿Por qué no hay impuesto al staking? 

Porque el staking es básicamente un depósito en un fondo cooperativo, cuya amplitud no permite regularlo correctamente. El staking puede tener varias funciones o resultados. Las criptomonedas pueden simplemente gastarse o volverse NFT, pero nunca producir ganancias sobre los mismos activos.

¿Dónde  se puede declarar los impuestos sobre criptomonedas?

Toda la información respectiva está en el portal oficial de haciendo. Allí mismo hay formas de registro e información de métodos de pago y cálculos, para declarar criptomonedas este 2022.