Crea tu propio jardín sostenible en casa por tiempos de pandemia.

crea tu jardin sostenible en casa

Luego de una temporada difícil como lo fue la pandemia, muchas personas se han sentido con la necesidad de crear un jardín sostenible en casa. Es una manera de brindar apoyo al ambiente y se puede hacer sin problema desde casa. 

¿No has escuchado hablar sobre ellos? ¡No te preocupes! Vamos a contarte todos los detalles, para que puedas crear un maravilloso rincón sin aburrirte, de manera útil y por supuesto, económica.

Existen muchos comentarios de personas que aseguran que la jardinería sostenible es complicada, que es sinónimo de gastar dinero y no va a brindar beneficios. Sin embargo, puedes estar seguro de que es todo lo contrario.

¡Sigue leyendo para enterarte cómo!

¿Qué es un Jardín Sostenible?

Jardin sustentable en la comodidad del hogar

Antes de brindarte todos los datos que necesitas saber para poder crear tu jardín sostenible en casa, es muy importante conocer de qué va todo este tema. Esto ayudará a comprender mejor los elementos y los beneficios que obtendremos al crearlo.

Se conoce como “Jardín Sostenible”  a un tipo de jardín que puede mantenerse sano y vivo sin necesidad de tener un alto nivel de recursos. Por ejemplo, agua, abono y fertilizantes. Esto se debe a que pueden batallar contra los cambios climáticos que se presenten en la zona donde se encuentren.

¿Cómo hacer un jardín sostenible?

Hacer un espacio de jardinería barato

Aunque los jardines sostenibles, (También llamados “Sustentables”)  no necesitan mucho, no es algo en lo que debemos confiarnos u olvidar. Siguen siendo un jardín, por lo que amerita cierto compromiso.

No obstante, no tendrás que preocuparte demasiado, ya que son tareas sencillas que debes realizar para mantener este pequeño jardín. Así que vamos a hablar un poco sobre los pasos que puedes seguir para diseñar y crear este espacio.

Fase de planeación

Aunque no lo creas, diseñar un jardín sostenible es un proceso que amerita un antes, un durante y un después.

Así que vamos por partes y veamos qué debes hacer antes de empezar, para que sea exitoso el proceso:

  • Ubica los detalles de tu parcela: Para comenzar, debes observar todo lo que te rodea, sobre todo, en el espacio donde quieres crear tu jardín. Decide qué cosas quieres dejar en ese espacio, y cuáles deberán decir adiós a tu rincón. Como consejo, puedes intentar ver tu jardín desde el punto de vista de un visitante.
  • Visualiza la dirección del Sol: Para esto, toma todos los rincones del jardín, las horas del día, y de ser posible, las estaciones. De esta manera, podrás saber si hay un alto nivel de insolación en algún área o si hay umbrías.
  • Uso del jardín: Es importante pensar en la finalidad de tu rincón. Puede que quieras utilizarlo como una “Zona verde” o quieres que sea solo decoración o tu sitio de retiro y relajación. Esto te ayudará a saber cuál es la proyección del mismo.
  • Mide tu parcela: De esta manera, definirás los pros y los contras de tu terreno.
  • Dibuja un plano: Elije los elementos y el tamaño que tendrá cada uno. Esto debe ser proporcional a la casa, a la parcela o el terreno que utilices. Incluye las ventanas de tu hogar que tengan vista a este jardín.
  • Elige el estilo de tu jardín: Piensa en qué quieres que sientan las personas que te visiten en tu jardín, puede ser algo parecido a tu personalidad, algo que te guste. Ya sea que te guste lo moderno (Recomendado para espacios pequeños), rústicos (Son informales y descuidados) o paisajistas (Funcionan perfecto en espacios grandes).
  • Busca tus materiales: Elige los que más te gusten y se adapten a tus necesidades.

Fase de diseño del jardín

Ahora que ya tenemos ideas de diseño, es momento de poner manos a la obra. Puedes comenzar con la colocación de los materiales elegidos en el proceso anterior:

  • Enlosado: Puede ser una cama de arena, una solera, o cualquier material que te guste. Muchas personas evitan recomendar las soleras de hormigón, ya que son difíciles de modificar. Por lo que las camas de arena tienen ventaja para el crecimiento de nuestras plantas.
  • Tarima: Se recomienda utilizar madera, ya que es cómoda, no necesita mucho mantenimiento y además, resultan muy calidad.
  • Gravas- Gravillas: Estas son fáciles de instalar, reducen el crecimiento de hierbas malas, y son perfectas para mantener la humedad del suelo a utilizar.
  • Jabre: Este podemos verlos en parques, y se conoce como una mezcla de granito y arcilla, con la finalidad de crear una superficie resistente. La idea es que se pueda caminar, y que sea fácil de barrer.
  • Césped: Este tipo de suelo, es perfecto para zonas donde no se transite seguido, ya que es muy delicado. Puede sufrir fácilmente con el caminar y con mobiliarios de tipo fijo, como pueden ser sillas o mesas.

Fase de siembra

Ahora, debes tomar en cuenta los pasos a realizar para lograr que tu jardín tenga éxito:

  • Ubica los árboles y plantas que deseas tener: Calcula el tamaño que ocupará cada una de las plantas que coloques. Estudia cada cuánto tiempo necesitarán agua y la cantidad de sol que necesitan, para poder ubicar estas piezas.
  • Elige los arbustos: Estos pueden contribuir al estilo de tu jardín, a mejorar la estructura y brindan color en las distintas estaciones.
  • Vallas: Para este tipo de plantas, puedes elegir, setos; tanto formales como informales, trepadoras o cualquier otra que se parezca, y sea de tu agrado.
  • Solicita consejos en caso de ser necesario: Una buena opción luego de tener tu jardín es pedir la opinión y datos importantes a un jardinero, así sabrás más detalles.

Consejos para establecer tu jardín sostenible en casa

jardinería ecológica

Una vez que ya tienes una base creativa de lo que será tu jardín sostenible en casa, es necesario relucir algunos consejos que te ayudarán a ahorrar dinero. También para mantener tu jardín y hacer de esto una experiencia increíble.

  • Verifica el clima y la temperatura de tu zona: Como sabemos, en España existen tres tipos de clima, que pueden contener fácilmente tres tipos de jardín (Atlántico, continental y mediterráneo). Asegúrate de elegir plantas adecuadas para ello.
  • Suelo y desnivel: Estudia si tu jardín tiene irregularidades en la superficie donde lo quieres colocar, de manera que puedas aprovecharlos para brindar profundidad. De igual manera,  en caso de que seas un poco más estricto, los elimines por completo.
  • Salud del suelo: El rendimiento de tu jardín, dependerá de las enmiendas orgánicas, los fertilizantes y el uso reducido de los productos químicos. Así que puedes investigar sobre elementos que no tengan un impacto ambiental significativo.

Jardines sostenibles y de bajo mantenimiento

Crear jardines hermoso y de poco mantenimiento

Aunque los jardines sostenibles, se caracterizan por ser económicos y de poco esfuerzo e inversión de tiempo, existen algunos que son mucho más fáciles de mantener. Estos disponen de características que ayudan a que este jardín se vea siempre reluciente y en buenas condiciones.

Hablemos un poco sobre cómo puedes hacer que tu jardín no sea solo económico, sino también, fácil de mantener:

  • Guarda toda la materia orgánica posible: Esta puede contener restos de frutas, cortes de hierbas y hojas, trozos de verduras y desechos de café. Puedes amontonar un barril para hacer composta, y esto se convertirá en abono o fertilizante nutritivo para tus plantas.
  • Siembra de acuerdo a tu zona: Trata de elegir plantas que sean nativas en tu área, ya que estas realmente no tienen un alto coste. Además, pueden atraer polinizadores de tipo natural, como por ejemplo, las abejas o las mariposas.
  • Compra semillas que no estén alteradas: Esto te ayudará a reutilizar las semillas de tu cosecha, pero evitar tener que invertir dinero repetidas veces en un puñado de estas.
  • Evita utilizar demasiada agua: Puedes ayudar a reducir la cantidad de este elemento importante, utilizando un mantillo natural para mantener la humedad del suelo. También puedes bajar el consumo de este vital líquido con un barril y recoger agua de lluvia.
  • Respeta la naturaleza: Es un gran error querer adaptar el espacio al jardín, y no el jardín al espacio. Aprovecha el crecimiento de las plantas para llenar el área de tu jardín y no batalles con las zonas de sombra. También puedes colocar plantas que se adapten a este tipo de condición climática.
  • Si te gusta el césped, ¡No lo descartes por completo!: Sabemos que el mantenimiento del césped es complicado. Pero,  si te gusta mucho, puedes solo colocarlo en segundo plano, es decir, que sean solo pocos metros los que tengan este material.
  • Elige muebles de jardín que sean ecológicos sin dejar de ser resistentes: Muchas veces podemos querer un jardín donde podamos pasar un tiempo de tranquilidad. Lo ideal es que busquemos mobiliarios que no tengan un gran impacto en la naturaleza.
  • Imita el ambiente como puedas: Lo más recomendable es que imites a la naturaleza, ya que la idea del jardín es que se vea muy ecológico y natural.
  • Ten variedad de plantas: Un jardín con variedad de plantas puede terminar en un ecosistema autónomo. Esto significa que ellas podrán aprovechar los recursos que brinda el suelo a nivel mineral.
  • Sé paciente: Son plantas, y mantenerlas a veces cuesta un poco, pero puedes tener varios elementos que te ayuden a hacerlo más fácil.
  • Une plantas amigas: Las plantas ubicadas estratégicamente pueden ayudarte, ya que esto será un punto a favor para ti y uno menos para las plantas. Entre estas, podemos encontrar la lechuga y las zanahorias.
  • Evita alimentar a las plantas, encárgate del suelo: Evita por completo los fertilizantes químicos; alimenta al suelo, con sustratos u abono. Esto benefician más y le dan todos los nutrientes a las plantas.

¿Qué tipo de plantas puedo sembrar primero?

Plantas para un sembradero sustentable

Si no te sientes muy seguro de tu idea para tener un jardín sostenible en casa, puedes empezar por plantas básicas. Esto se debe a que son fáciles de cuidar, así que no tendrás problemas con su mantenimiento y saldrás victorioso de tu primer proyecto de jardinería.

Por lo tanto, te recomendamos comenzar con plantas aromáticas, como el romero, tomillo, lavanda o menta. Puedes usar alguna planta medicinal; como la salvia y el aloe vera o alimentos de fácil cuidado; como el tomate, la zanahoria o espinaca.

Ventajas de tener un jardín sostenible en casa

jardines bioamigables

Aunque no lo creas, el disponer de un jardín sustentable en casa, no solo es un beneficio para la decoración. Esto se debe a que también puede cumplir otro tipo de funciones que sean favorables para ti.  

Así que vamos a hablar un poco sobre este tema, y verás que al finalizar el artículo, querrás diseñar tu propio jardín.

Para comenzar, tendrás una alimentación saludable. Sobre todo, si tienes un jardín con este tipo de plantas, no tendrás que ingerir alimentos con químicos o conservantes.

Otro beneficio que brinda este rincón es que, al realizar el proceso de sembrado y riego, saldrás al aire libre y disminuirás el estrés. Al ver tus resultados, te sentirás más animado y estarás en constante movimiento.

Por otro lado, tenemos que este tipo de jardines puede ayudarte a ahorrar agua, reducir el gasto de energía y el nivel de residuos.

Finalmente, podemos decir que tenemos un enfoque más ambiental. Puedes reducir o eliminar la utilización de envases, mejorar el suelo que te rodea, y promover la circulación de aire sano.

¿Cuánto tiempo le dedico a un jardín sostenible?

Mantenimiento de un sembradero en casa

Evita pensar en un jardín ideal si no tienes intención de invertir tiempo en su mantenimiento. Puede que tengas cierto gusto por la jardinería, pero siempre infórmate sobre todo el mantenimiento que ameritan el tipo de plantas que posees.

De igual forma, si no dispones del tiempo suficiente, puede que sea necesario contratar un mantenimiento, pero recuerda que esto significará destinar un presupuesto mensual.

¿Cómo puedo diferenciar un jardín común de un jardín sostenible?

Alimentarse desde jardines en el hogar

Una de las principales características de un jardín sostenible, es que sea una fuente de producción y cultivo, así como el ahorro y la sencillez. Por lo que una de las plantas dominantes en este tipo de jardines son aquellas de función medicinal.

La idea de los jardines es unir al hombre con la naturaleza, ciertamente, el uso de muchos de estos es solo la estética. Pero, la mayoría de los jardines sostenibles dejan un poco de lado este aspecto y se basan en mantener los recursos naturales a flote.

Otra característica principal, es que los jardines sostenibles respetan los procesos naturales y la biodiversidad.

Jardinería sostenible en Madrid y otras ciudades de España

Jardinería sostenible en Madrid

La jardinería en general (Cuando hablamos de una ciudad como Madrid), tiene la idea de brindar un uso eficiente a los recursos naturales. También compartir riquezas, mantener la responsabilidad, disminuir los daños ambientales y respetar la regeneración del ambiente a medida de lo posible.

No obstante, aunque Madrid es una gran ciudad, sabemos que posee un entorno impermeable aún, lleno de mucho consumo, residuos y cemento.

Es por ello que esta ciudad, ha aportado granitos de arena, creando jardines, árboles, terrazas y sistemas artificiales que ayuden a mantener estos espacios. Por lo que podemos decir que esta, y ciudades similares, piensan en brindar espacios diseñados para la jardinería sostenible.

Por otro lado, esta ciudad posee un clima continental extremo. Ya que se caracteriza al tener veranos muy cálidos e inviernos muy fríos. Es por eso que es importante tomar en cuenta la diferencia horaria, los periodos donde falta la humedad y hace mucho frío.

Como puedes ver, crear un jardín sostenible en casa es una tarea que requiere esfuerzo, pero vale la pena. Puedes adaptarlo a tu gusto, tiempo y necesidades. Lo mejor de todo esto es que contribuyes a mejorar el ambiente y ganas un espacio para estar en contacto con la naturaleza.